Pasabamos por aqui...

28 de julio de 2013

un sueño humedo

Esta es la historia o el resumen de un día de pesca que  quedará marcado en mi memoria para siempre, tanto por la pesca en si como por el trágico suceso del día anterior, del cual no quiero hablar mas que para darle desde aquí mi mas sincero pésame a todos lo que ese día perdieron a un ser querido.

Dejando (pero no olvidando) este duro suceso me paso a relatar la que para mi ha sido hasta el momento mi mejor y mas intensa jornada de pesca.

Después del madrugón de rigor y  de cargar el coche con los ojos medio pegados aun, me dirigí a una zona que a priori prometía, pues en  condiciones como las de ese día, de poco mar y marea alta de mucho coeficiente, ya me tenía dado alguna alegría, incluso un buen róbalo que perdí por rotura de bajo en el ultimo momento ( Entre Espumas y Cantiles: Victoria con sabor a fracaso )

Al llegar al sitio veo que la marea esta muyyy arriba,  se intuye un bonito manto blanco de espuma en la orilla y el viento esta totalmente calmado, asi que a toda prisa monto la caña y me decido a cambiarme, pero....
El vadeador???? donde esta el vadeador??? yo juraria que lo meti... o  no ? pues debe de ser que no, porque aqui no esta... MECAGUENTODOLOQUESEMENEA,ENTODASLASFLORESDELCAMPOYENELRESTODELOSSERES!!!!!!! NO PUEDE SER!!!!!!!NOOOOOOOO!!!!!
Pero por mis "narices" que no me volvía sin pescar, así que tal como estaba, de ropa de calle, bermudas vaqueras y deportivas, me amarro la riñonera, cojo la caña, el frontal y me voy para las rocas.
Me coloco en una postura alta y me pongo a varear, rapalas amarillos, naranjas, naturales... vinilos de todos los colores, de japon, americanos, europeos e tamén da terra, pero nada, allí no había escama.

después de darle con todo el arsenal durante toda la amanecida , y con la marea ya tirando para abajo, decido volver hacia el coche y probar un par de posturas a las que ahora tenía acceso (descubrí que sin vadeador  una poza de 20cm es un muro infranqueable).

Llego a la primera punta, canal profundo con un pequeño bajo central, le meto un black minow por un lado y nada, le meto por el otro y tampoco, así que abro la riñonera y viendo que meterle tomé la decision que paso de convertir un día de capote en un día histórico, me decante por el spittin wire de "grumetillo", y eso que era una zona profunda que por lo general nunca habría tocado con paseantes, pero de perdidos al rio y entre ola y ola quedaba la superficie bonita para darle al perrito...

Primer lance, dos movimientos, y ZASCA!! ataque brutal, lubina pequeña pero peleona. desanzuelo, foto y al agua.
Segundo lance, ZASCA!! lubina pequeña, desanzuelo, foto y al agua.
Tercer lance Zasca!!! Lubina. pequeña, desanzuelo, foto y al agua.

Esta ultima me da una pista de lo que se cuece debajo del agua.
vomita un peón fresco, fresco.


Como el spitting  se  llena de agua  y deja de trabajar bien, busco en la riñonera el mas similar, que es el pugachef de Ima y el gigant dog de Megabasss

Doy unos lances con el pugachef pero no lo quieren, ataques sin fe, con poca intención,
Cambio al Giant dog,  y me voy a la segunda postura pendiente, y aquí empezó el recital de verdad, una hora aprox. en la que lance tras lance, era una lubina.
de poca entidad todas, ninguna de tamaño destacable,  la mayoría rozando la talla legal y alguna  mayor.
Eso si, todas frenéticas, era caer el paseante y al segundo o tercer toque se echaban sobre el con una voracidad que nunca vi, si alguna se prendía del triple y se soltaba, inmediatamente otra ocupaba su lugar.
prácticamente ningún lance volvía a tierra sin captura. Por el medio por supuesto alguna aguja también.

En un momento determinado de la jornada note como empezaban a fallar las picadas hasta que encontre la respuesta en los triples, tantas batallas habían hecho mella tanto en el delantero como en el trasero

Aproveché la ocasión y probé con otro tipo de señuelos,minows, vinilos e incluso otros paseantes como el z-claw o patchinco, pero ni toque, y estar estaban allí.
Así que a toda prisa desmonte los triples de otro señuelo y se los volví a meter al gigant dog, y como por arte de magia las lubinas reaparecieron.
A mi que me lo expliquen.... estas estaban por comer, pero de comer fino, de todo el arsenal solo le entraban al spittin wire y al gigant dog, eso si... menuda forma de entrarles.

Y de repente desaparecieron del todo.
 ni un ataque, ni nada, un par de agujas despistadas y adiós.
Puede parecer exagerado, pero casi me alegre de que se fuesen, mi hombro empezaba a pedir tregua y el bajo presentaba las señales de tantas peleas y paseos por las piedras y no creo que aguantase mucha guerra mas.

Os dejo una recopilación de las capturas, cada foto es una lubina diferente, todas las de la jornada,excepto las tres ultimas, que se quedaron sin retrato al decir basta la tarjeta de memoria del móvil.
video


En total 28 lubinas, en una sola jornada, más que las que saque el último año.
Yo me quede con 5, las dos mas grandes, entorno a 45cm y otras 3 que por venir pinchadas por mal sitio, la devolución al agua con vida hubiese sido inútil, (eso si, de talla legal)


Ya devuelta al coche la sensación de satisfacción era indescriptible, tanto por los momentos vividos como por saber que a pesar de las barbaridades que vemos a diario, aun queda esperanza.  El mar es duro y en ocasiones nos lo demuestra, pero no para que tensemos mas la cuerda, sino para que intentemos cuidarlo lo máximo posible.



Solo me arrepiento de una cosa... no haberme comprado nunca una Go-pro!!!!!!!


4 comentarios:

Manel dijo...

Felicidades por tan exitosa jornada Xenxo,impresionante,ya me gustaría a mi pillar una jornada de esas en superficie por pequeñas que fuesen,cualquier ataque en superficie es mejor que cualquier lubina grande a un señuelo de profundidad,no se pueden igualar.
Saludos.

mundokaiak dijo...

que pasada que diferencien los señuelos, que exquisitas las lubis...
enhorabuena por ta divertida jornada y por las sueltas
un saludo

Miguel de Solorobalizas.com dijo...

Nada fácil Xenxo dar con una jornada similar a la tuya,aún siendo pequeñas la gran mayoría de las robalizas, sesos momentos solo le faltaban tener la GoPro como bien dices.

Enhorabuena y seguro que habrá otras jornadas más exitosas.

Un saludo y a comprar la GoPro

Josiño dijo...

Bueno, decir que yo si tenía la GoPro el otro día, cuando tuvimos una jornada similar. Los vídeos son un buen recuerdo para acompañar a las fotos.
A mí también me ha ocurrido de ver que sólo querían el Spittin´y desde ahí comenzó mi fiebre por ese señuelo.
Hace unos días, hablando con Grumetillo, me comentaba que comprobara si el Spittin´que me regaló metía agua. Un poco de epoxy lo soluciona.
Sin duda fue una jornada de las que no se olvidan, aunque la del megarobalo que rompió el bajo, quizás fuera más memorable, si finalmente hubiera salido.
Enhorabuena por las capturas y a seguir dándole brasa al Spittin´.